Buscar
  • Grupo Entorno Corporativo

El síndrome de la Cabaña, el retorno post confinamiento y la entrada en vigor de la NOM-035

Durante la emergencia sanitaria, un aspecto importante a desarrollar ha sido nuestra capacidad de adaptarnos al cambio, desde tener que permanecer aislados en casa durante meses, cambiar nuestros hábitos de convivencia e higiene, el estrés ocasionado por la carga de trabajo, el impacto económico y la pérdida de empleo o fuentes de ingresos hasta el regreso a la Nueva Normalidad donde, el salir a nuestro día a día y convivir con nuestro entorno ya no es como los conocemos.

Este regreso ha constituido cambios considerables para los cuales nuestro proceso de adaptación ha implicado un constante reto, provocando en algunas personas ansiedad, estrés o temor para salir al exterior.


¿De qué se trata el síndrome de la Cabaña?


Aunque aún no es un diagnóstico de salud mental, este término se refiere al miedo o ansiedad provocados por el hecho de volver a salir de casa, retomar nuestras actividades y coexistir con nuestro entorno después de meses de confinamiento.


Los síntomas que presenta son, entre otros , el miedo a estar en contacto con otras personas, temor a retomar las actividades cotidianas que se dejaron de realizar, el riesgo de contagio, insomnio, angustia, sensación de haber vivido un hecho catastrófico y no saber cómo seguir adelante con normalidad.


Este tipo de síndrome puede ser uno de los principales obstáculos para los colaboradores que se comienzan a integrar a sus actividades cotidianas, teniendo como resultado estrés psicosocial, renuencia a realizar sus labores con normalidad o incluso cuadros de ansiedad o depresión.



La implementación de la NOM035 y los factores de estrés psicosocial durante la reactivación de actividades después del confinamiento.


Como lo hemos mencionado, la reincorporación a nuestro entorno y el regreso a los centros de trabajo durante la emergencia sanitaria, están detonando factores que pueden generar afectaciones en la salud mental de nuestros colaboradores. La obligatoriedad de los patrones de prevenir factores de riesgo psicosocial se hace aún más vigente con la próxima entrada en vigor de la NOM035.


¿Cómo empresa, cómo podemos abordar este tema para evitar la generación estrés psicosocial y sus consecuencias en el entorno laboral?


Como profesionales de RRHH, es nuestro deber poner atención a las necesidades emocionales de personas que detonen este tipo de síntomas e implementar acciones que tengan que ver con garantizar la salud física y emocional de nuestros colaboradores, levantando cuestionarios confidenciales, realizando pláticas del equipo de trabajo con profesionales de salud mental, estableciendo charlas grupales o individuales y en caso de ser necesario, canalizarlas a instituciones de salud y seguridad social para atención psicológica.


Recordemos que la NOM-035, busca promover un entorno organizacional favorable para nuestros colaboradores, por lo que estas acciones serán clave para prevenir el estrés psicosocial en el trabajo tales como el referido síndrome de la cabaña y generará muchos avances para la implementación y cumplimiento de esta norma.


39 vistas

© 2020 Grupo Entorno Corporativo y Empresarial

  • Facebook
  • Icono social Twitter
  • Icono social LinkedIn